Revista de Ciencias médicas La Habana

Indice Anterior Siguiente
Revista de Ciencias Médicas La Habana 2009; 15 (2)

POLICLÍNICO “NOELIO CAPOTE”. JARUCO

 REPERCUSIÓN PSICOLÓGICA EN EL ACNÉ JUVENIL

Dra. Alicia Bravo Hernández1,  Lic. Odalys Camarero Forteza2, Lic. Ovidio Martínez Brito2.

  1. Especialista de I grado en MGI y Dermatologia. Profesora Asistente
  2. Licenciado en Psicología. Profesor Instructor. Master  en Psicología Clínica
RESUMEN

Se realizó un estudio descriptivo transversal sobre  la evaluación de la repercusión psicológica del  acné juvenil en el municipio de Jaruco durante  los meses de enero a mayo del 2006. Se tomó como universo el total  de pacientes visto en la consulta de Dermatología del municipio Jaruco  durante los meses antes mencionados  y como muestra a 60 pacientes que tenían el diagnóstico clínico de  acné juvenil  o secuela del mismo, en  edades  comprendidas de 12 a 25 años y con ausencia de enfermedades siquiátricas o retraso mental. Las variables utilizadas fueron: edad, sexo, nivel de escolaridad, criterios  sobre el Acné,  relación con el grupo  y la repercusión del Acné. La información se obtuvo de las hojas de cargo y la encuesta. Los datos  se procesaron con la ayuda de los programas de computación, se calculó el por ciento para su posterior análisis y se representaron los resultados  en tablas. Resultó que 35 pacientes respondieron tener información errónea para un 64,8 %,  y el 57,4 % presentó repercusión negativa con el grupo .por lo que se concluyó que el acné juvenil tiene repercusión psicológica  negativa en quines lo padecen.

Descriptores DeCS: ACNÉ VULGAR/psicología; ADOLESCENTE; ADULTO 

INTRODUCCIÓN

El uso de herramientas psicológicas para la curación y prevención de enfermedades es tan antiguo como la propia  historia de las mismas; manifestándose en el  manejo del Acné Juvenil como en ninguna otra afección médica, donde  la buena relación  entre el paciente y el médico, es primordial para lograr el éxito en la terapéutica1-3, además de tomarse en cuenta la unidad  entre lo biológico, lo psicológico  y lo social4,5, el factor psicológico resulta fundamental, pues este pudiera agravar la enfermedad 6-8

En los EE.UU. 17 millones  de personas se encuentran afectados con acné y en Cuba el 80-90% de los adolescentes la padecen, por eso es considerada el padecimiento más frecuente en el ser humano a nivel mundial, al alcanzar su mayor prevalencia  en la pubertad y en la adolescencia, para involucionar espontáneamente a lo largo de los años 7,9,10

En la práctica diaria se ha podido comprobar que el paciente enfermo de Acné  presenta múltiples de dudas, mitos, desinformación  y trastornos psicológicos  con respecto  a su enfermedad, para lo cual no se toma medida alguna y hasta pudiera decirse que no se le da importancia o su manejo es inadecuado; siendo esto un problema de salud.

El Acné Juvenil es una enfermedad cutánea  crónica del folículo pilo sebáceo de etiología multifactorial donde la alimentación y el estrés desempeñan un papel importante en la patogenia de la enfermedad11-13

En la mayoría  de los casos, el acné se localiza en  la cara, el pecho y la parte superior de la espalda; y se clasifican según el tipo de lesiones clínicas o la cantidad  presentes en cada paciente, existiendo múltiples  variedades de acné juvenil, afectándole el aspecto estético de forma  temporal o permanente como sucede en las cicatrices14-16
 
Con el objetivo de evaluar la repercusión psicológica del  acné juvenil en el municipio de Jaruco se realizó esta  investigación  por ser los adolescentes el grupo más afectado con esta enfermedad y por la atención especial que necesitan por parte de médico, maestro y familiares

MATERIAL Y MÉTODO

Se realizó un estudio descriptivo transversal sobre la evaluación de la repercusión psicológica del  acné juvenil en el municipio de Jaruco durante  los meses de enero a mayo del 2006. Se tomó como universo el total  de pacientes visto en la consulta de Dermatología durante los meses antes mencionados  y como muestra a 60 pacientes que tenían el diagnóstico clínico de acné juvenil  o secuela del mismo, siendo  este o no el motivo de consulta. Se incluyeron las edades  comprendidas de 12 a 25 años, con ausencia de enfermedades siquiátricas o retraso mental y seleccionado al azar

Las variables utilizadas fueron: edad, sexo, nivel de escolaridad, criterios  sobre el acné,  relación con el grupo estudiado  y la repercusión del Acné en el grupo estudiado.

La investigación se realizó sobre la base de los principios éticos establecidos. Se obtuvo la  información de las hojas de cargo y  la encuesta confeccionada por el equipo de investigación aplicada a los pacientes incluidos en el estudio según los criterios antes planteados. Los datos  se procesaron con la ayuda de los programas de computación, calculándoles el por ciento para su posterior análisis y se presentan los resultados en tablas.

RESULTADOS

La tabla 1 muestra que el grupo de edades donde más se presentó el acné juvenil fue el de 16-19 años, y en el sexo femenino fue más frecuente. Se debe aclarar que no se les preguntó  a los pacientes cuando comenzaron con el acné.

Tabla 1: Distribución de los pacientes con Acné Juvenil según la edad y el sexo.

edad Sexo Total
Masculino femenino
No Por ciento No Por ciento No Por Ciento
12-15 4 7.4 9 16.6 13 24.1
16-19 9 16.6 15 27.8 24 44.4
20-23 4 7.4 6 11.1 10 18.5
≥24 3 5.5 4 7.4 7 13.0
Total 20 37.0 34 62.9 54 100

El nivel de escolaridad de los encuestados fue elevado, presentando una  mayor cifra  los estudiantes  universitarios. La opinión de los estudiantes de preuniversitario resultó de gran importancia para este estudio (tabla 2)

Tabla 2: Distribución de los pacientes con Acné Juvenil según el nivel escolar.
  

Nivel escolar No Por ciento
Primaria 1 1.9
Secundaria 12 22.2
Pre universitario 20 37.0
Universitario 21 38.9
Total 54 100

En el estudio casi la mitad de la muestra no posee o posee poca información acerca del acné juvenil. Este dato resulta significativo ya que se trata de un padecimiento frecuente, y no tienen conocimiento sobre el tema, lo que puede influir en un enfrentamiento inadecuado de la enfermedad al no tener elementos racionales para su control, ya que  la información sobre la misma a los pacientes es parte del tratamiento.

La principal fuente de información es la familia, seguido por los amigos  al igual que las revistas y los médicos.  Es importante señalar  como los maestros y los medios de comunicación masivas tiene o ejercen poca influencia, este resultado potencialmente constituye un elemento negativo  pues sus principales fuentes de información (familia, amigo) no constituyen grupos que posean conocimiento científico y objetivo acerca de la enfermedad.

La muestra estudiada posee criterios erróneos del acné juvenil, estos se asocian específicamente a los alimentos, al deterioro de la imagen social, la mala higiene y la conducta sexual. Un menor grupo señala que la manipulación inadecuada de la enfermedad deja huellas, aspecto que tiene gran importancia en esta afección (tabla 3).

Tabla 3: Distribución de los pacientes con Acné juvenil según criterios sobre la enfermedad.

Criterio sobre el Acné No Por Ciento
Erróneo 34 64.8
No erróneo 9 35.2
Total 54 100

La mayoría de los pacientes manifiestan su afectación con el grupo, y algunos  fueron motivo de burlas, lo que conlleva a la presencia de complejos y daños en la autoestima. Aunque la autovaloración no se vio seriamente dañada en la muestra estudiada. La mayoría no considera el Acné Juvenil como un obstáculo en su relación con el otro sexo y solo una pequeña parte lo consideran un problema, una minoría tiene complejo de inferioridad por esta causa (tabla 4)

Tabla 4: Distribución de los pacientes con Acné Juvenil según las relaciones con el grupo

Relacion con el Grupo No Por Ciento
Afectados 31 57.4
No afectados 23 42.6
Total 54 100

Los resultados obtenidos indican que el Acné Juvenil tiene una repercusión negativa desde el punto de vista psicológico, un pequeño grupo lo considera un proceso normal y transitorio, mientras que la mayoría valoran negativamente el Acné refiriendo que afea su rostro o lucen diferentes a los demás,  situación que agudizan los daños psicológicos. Además genera inestabilidad psicológica, ansiedad y preocupaciones (tabla 5)

Tabla 5: Distribución de los pacientes con Acné Juvenil según la repercusión de la enfermedad.

Repercusión No Por ciento
Positivo 40 74.0
Negativo 14 26.0
total 54 100

DISCUSIÓN

El rango de edad es un elemento discutido en la literatura revisada pero en  su mayoría  llegan al consenso que el grupo de adolescentes   es el más afectado, aunque  otros autores consideran que pueden persistir  hasta después de lo 45 años en ambos sexos para un 5 %  en los hombres y 1% en las mujeres, lo que coincide con los resultados de esta investigación17,18.

El sexo  es un  elemento importante  pues existen diferencias  en el comportamiento estadístico y clínico epidemiológico, por presentarse en los varones  la enfermedad  de forma más severa  y rápida que en las mujeres, que aparece más tempranamente.18.

En la investigación se encontró / La investigación muestra que el sexo  femenino  acude con mayor frecuencia a consulta  debido  a tabúes sociales  relacionado con la estética  y sexo,  aún arraigado en los jóvenes de la localidad donde se realizó el estudio.

A pesar de ser el acne juvenil una enfermedad frecuente  a nivel mundial,  se estima  que aproximadamente del 100%  de las personas ,10 la padecen  en algún  momento  de su vida; y  en el 80% de los adolescentes la enfermedad, en su mayoría, cursa sin graves consecuencias19.

El nivel de escolaridad está relacionado  con  el nivel de conocimiento adquirido, la inquietud  ante lo desconocido y las posibilidades sociales educacionales, de ahí  que el grupo  estudiado,  posee nivel universitario, lo que resulta contradictorio por la poca  o ninguna información sobre la  enfermedad, siendo esto reflejo del trabajo educativo y no curativo por las entidades antes mencionadas.

Aparejado  a la situación anterior, de la poca  o nula información, están los criterios erróneos que se tienen sobre la enfermedad manifestándose  en fundamentos  no científicos , equivocados  que nada  tiene que ver  con  el acné juvenil relacionado  directamente  con la fuente  de información  encontrada en el estudio.  Con respecto a la movilización de la conducta un gran por ciento acude al médico evaluándose esta como una acción positiva mientras que la minoría asume conductas inadecuadas relacionadas con al utilización de tratamientos caseros, lo cual puede incidir negativamente en el  enfrentamiento de la enfermedad.

El  acné juvenil, es considerado en la literatura, como una causa frecuente de depresión explicable en la adolescencia, con pérdida del autoestima Un por ciento de pacientes suelen llegar al suicidio  o a serios cambios conductales como: la anorexia, promiscuidad sexual y drogadicción20.

Otros autores plantean que el stress crónico, la sobrecarga emocional y  la pobre  comunicación  interpersonal, afectan su relación  con el grupo y el enfrentamiento a la enfermedad17lo que coincide con esta investigación.

Como conclusión se puede señalar que el acné juvenil tiene una repercusión negativa desde el punto de vista psicológico por lo que se sugiere realizar un plan de acción orientado al paciente, al grupo afectado por la enfermedad y a la sociedad, con participación del equipo de salud  de la atención primaria. Además se  debe ofrecer  orientación psicológica al paciente, terapia racional emotiva, terapia dirigida al apoyo emocional, fortalecimiento de las redes de apoyo social, técnicas de autocontrol, dinámica de grupo  y programas de comunicación social.

 REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
  1. Martín Carbonell M. Técnicas  de intervención psicológica que puede utilizarse desde la perspectiva  de la MTN. En: maestría en medicina bioenergética (monografía en  CD-ROOM). Ciudad de La Habana: Ciencias Médicas; 2005.
  2. Martín Carbonell M. La atención psicológica a los enfermos crónicos en los  hospitales clínico-quirúrgicos: la experiencia cubana. Revista Información Psicológica del Colegio Oficial de Psicólogos de Valencia. 1998; 62: 103-11.
  3. Capítulo  32.  Tipos de respuesta en la relación médico paciente. En: Núñez de Villavicencio F. Psicología y salud. Ciudad de La Habana: ECIMED; 2001.p.197-207.
  4. Martín Carbonell M. Psicología  de la salud  y medicina  natural, tradicional y bioenergética.  En: Maestría en Medicina Bioenergética (monografía en  CD-ROOM). Ciudad de La Habana: Ciencias Médicas; 2005.p.55-60.
  5. Du Vivier A, Mckee HP. Atlas de dermatología clínica (monografía en CD-ROOM). 2 ed.  Londres: Mosby/Doyma; 2004.
  6. Piquero Martín J. Acné  manejo  racional. 2 ed. Santa Fé de Bogotá: Panamericana;  1995.
  7. Pineda Arroyo AI,  Mena Cedillota R. Tratamiento del acné juvenil. Bol Med Hosp Infant Mex 1988; 55 (10): 594-8.
  8. Alarcón Pérez L, Aliño Santiago M, Álvarez Arias CZ, Alcarez Puente R, Bandera Rosell A, Bello Méndez A. Manual de practicas clínicas para la atención integral a la salud en la adolescencia. 2 ed. Ciudad de La Habana: UNICEF; 2002. 
  9. Pérez Recio R, Mígueles Nodarse R, Rivero López M, Fernández Naranjo A,   González Gutiérrez E. Capítulo 7 Acné. En: Manssur Katrib J, Díaz Almeida JG, Cortes Hernández M,  Ortiz González PR, Sagaró Delgado B, Abreu Daniel A. Dermatología (monografía en CD–ROOM). Ciudad de La Habana: Ciencias Médicas; 2002.p. 115-9.
  10. Cortina Morales C. Acné juvenil. Consultas médicas  (en línea)  2006. Disponible en: http://consultas.cuba.cu/consultas.php?id_cat=3&id_cons=110 Acceso: 9/9/ 2006.
  11. Ferrándiz C, Sola MA. Acné. Valencia: Grupo de Aula Médica; 1995.
  12. Cordain Moigne L. Hidratos de carbono refinado pueden ser la causa del acné juvenil. Camagüey. (en línea). 2002. Acceso: 24/3/06. Disponible en:   http://adm.nutrar.net/adm/contenidos/detalle.asp?Tipo=3&ID=1445&Page=195.
  13. Dworkin PH. Pedriatrics. 3 ed. New York: Wilkins & Williams; 2006.
  14. Consuegra Nuñez RJ. Problemas médicos de los adolescentes. Cuidad de La Habana: Científico-Técnica; 1988.
  15. Londono F, Duran de Rueda MM. Los acnes Rev Mex Dermatol 1981; 25(3):348-60.
  16. Tribo boiyareu  MJ .Las lesiones residuales del acné. Rev  Dermatol Cosmética 1996; 123 (9): 177-81.
  17. Purriños Orgeira L. Acné juvenil. Guías clinicas (en línea). 2005; 5 (14). Acceso: 24/3/2006. Disponible en:  http://www.fisterra.com/GUIAS2/ACNE.ASP
  18. Purriños Orgeira L. Acné vulgar. Guías clinicas (en línea). 2005; 5 (12). Acceso: 24/3/2006. Disponible en: http://www.fisterra.com/guias2/acne.asp
  19. Harper JC, EultonJR. Acne vulgaris (en línea) 2005. Acceso: 5/9/ 2005. Disponible en: http://emedicine.medscape.com/article/1069804-overview
  20. Ikaraoha CI, Taylor GOL, Anetor JI, Igwe CU, Ukaegbu QO∏, Nwobu GO, et al.    Demographicfeatures, beliefs and socio-psychological.impact of acne vulgaris amongits sufferers in two towns in Nigeria. Shiraz E-Medical Journal (periódica en línea). 2004; 5 (4). Acceso: 5/9/ 2005. Disponible en: http://www.ojhas.org/issue13/2005-1-3.htm

 
SUMMARY 

A descriptive and transversal study was carried out about the evaluation of the psychological repercussion of the juvenile acne in the municipality of Jaruco during the months of January to May 2006. It was taken as universe the total of patients assisted in Dermatology consultations of Jaruco municipality during the months above mentioned and as a sample 60 patients that had the clinical diagnosis of juvenile acne or sequel of the same one, in understood ages of 12 to 25 years and with absence of psychiatric diseases or mental retardation. The used variables were: age, sex, schooling level, approaches on the Acne, relationship with the group and the repercussion of the Acne. The information was obtained from the daily record sheets and the survey. The data were processed with the help of calculation programs, the percent was calculated for its later analysis and the results were represented in charts. It resulted that 35 patients responded to have erroneous information for 64,8%, and 57,4% presented negative repercussion with the group. The reason for what it was concluded that the juvenile acne has negative psychological repercussion in those who suffer from it. 


Subjects Headings: ACNE VULGARIS/psychology; ADOLESCENT; ADULT 

Dra. Alicia Bravo Hernández
E-mail: alicia.bravo@infomed.sld.cu

Indice Anterior Siguiente
  

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2020 Alicia Bravo Hernández, Odalys Camarero Forteza, Ovidio Martínez Brito

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.