Revista Ciencias Médicas La Habana

Indice Siguiente
Revista de Ciencias Medicas La Habana 2002;8(No. Especial)

Centro Provincial de InformaciÓn en Ciencias Médicas La Habana.

CIERTAS CARACTERISTICAS DEL INGLES QUE PUEDEN SER UTILES PARA UNA TRADUCCION CIENTIFICA.

Como hispano hablantes las dificultades mayores de la lengua inglesa radican en su pronunciación, su ortografía compleja y su vocabulario extenso. La gramática inglesa es menos compleja que española, si bien, como en toda lengua, en inglés hay construcciones difíciles. El sistema de formación de palabras es también más sencillo en inglés1. El inglés es más conciso que el español, por ejemplo, la traducción de una cuartilla del inglés ocupa más espacio en nuestra lengua. Ahora bien, la sencillez de la gramática y el carácter más conciso del inglés tienen para el personal de la salud, ventajas e inconvenientes.
Por ejemplo, la carencia casi total de diferenciación entre los géneros en inglés evita tener que aprender cada sustantivo en su concordancia con el artículo y el adjetivo, ya que éstos son invariables, pero esta misma simplicidad puede dejar en la incógnita la formación del género en oraciones como: “the new technician has finished the research”, en la que no se sabe si es el nuevo técnico o la nueva técnica.
Algunas características del inglés requieren de un especial interés para los que pretenden hacer una traducción científica, porque las encontrarán ineludiblemente en sus libros o material científico, por ejemplo: las frases idiomáticas.
Las frases idiomáticas son típicas y numerosas en inglés ya que como idioma está en un cambio constante y adquiere lo que se denomina en lingüística “préstamos del idioma.” La dificultad en el inglés es que esas frases idiomáticas no son traducibles directamente a partir de sus componentes2; hay que a aprender a reconocer cada una como una unidad de sentido y buscar su equivalente en español, por ejemplo, el equivalente de la frase “to a great extent” tan leída en nuestras traducciones es: “en gran medida”.
Los verbos de dos palabras, los cuales son frases idiomáticas pueden resultar difíciles para una mejor comprensión de cualquier traducción, por ejemplo: “to carry cut an experiment” (llevar a cabo un experimento).
Las formas de la voz pasiva son de uso mucho más frecuente que en español. Su utilización denota el estilo impersonal para expresar lo que en nuestra lengua decimos mediante la construcción con SE; se analizaron 10 especímenes, “10 specimens were analyzed”.
Las palabras análogas engañosas, por su parecido visual con el español pueden ser causa de errores graves en una traducción , por ejemplo: “actually the physician did not realize his error until much later”, “En realidad el médico no se percató de su error hasta mucho después”.
Se suele hablar, incorrectamente del “inglés técnico”, el “inglés periodístico” o el “inglés literario”, en realidad el idioma es uno solo, pues está formado por los mismos componentes3.
El estilo científico incluye un uso amplio de terminología específica de cada ciencia o técnica, teniendo en cuenta que no hay idioma fácil, ni estilo simple, se puede afirmar que el estilo de la ciencia y la técnica es para un profesional de la salud, el menos difícil de comprender en una lengua extranjera, si se compara con otros, tales como el periodístico o el de la literatura artística.


Lic. Carlos Manuel Quintero Soca.


REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS.
  1. Roget,s College the Saurus in Dictionary Form. New York: New American Library; 1990.
  2. García Pelayo R. Larousse: diccionario práctico. México: Ediciones Larousse; 1993.
  3. Greenbaum S, Quirk R, Leech G, Suartvik J, Johnson P, Wirth T. A Grammar of Contemporary English. London: Longman Group Limited; 1992.

Indice Siguiente

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 1969 Medimay

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.